Puedes seguirme por Email

PUEDES SEGUIRME AQUI

13 oct. 2014

Tres generaciones y una historia

 
Esta antigua plancha de carbón se suponía que era de mi abuela,
la historia es la siguiente:
Alrededor de los años sesenta,  mi abuela tenía su plancha de carbón
que utilizaba ocasionalmente,estaba en buen uso.
 
Llegó un pariente que tenía una tienda de decoración,
se encaprichó de ella, no para venderla, simplemente para exponerla,
y con la condición de que la tendría un tiempo y que después
la devolvería.
 
 
Pasaron unos años (bastantes) y al final cumplió su compromiso,
devolvió la plancha, pero ni mi madre ni mi tía,
se dieron cuenta a priori de que la plancha no era la misma que se llevó
 
Nada tiene que ver con la original, no sé si esta es más
antigua, pero sí que sé que está más deteriorada que la original, incluso
 tiene una parte partida y pegada en la chimenea.
-Sé que el cambio no se hizo con intención-
el caso es que perdimos
algo que no queríamos perder.
 
 
 
 
Buscando no hace mucho objetos antiguos en casa de mi
madre, me topé con la plancha, me sorprendió
el símbolo de la cruz gamada en la chapa central.
 
No he conseguido información completa y fidedigna,
de porqué la lleva grabada.
 
 
En la trampilla del respiradero lleva otra pequeña,
y figura la marca de la fundición, el número de serie y
el nombre ELORRIO,  apenas se distingue.
 
Todo lo más que he logrado averiguar es que puede que
esté fabricada entre finales del siglo XIX y principios del XX,
 
También que es un símbolo muy utilizado por pueblos
de la cultura indoeuropea.
 
El primer grupo político que utiliza la esvástica en su simbología fue ruso,
que era el sello de la zarina, asesinada por bolcheviques durante el curso
de la guerra civil de 1918-1923, y se le atribuyó un carácter anticomunista,
motivo por el cual grupos europeos la adoptaron posteriormente como
símbolo nacionalista y anticomunista.
 
En España se utiliza también en los años 30 que se sepa, por grupos nacionalistas y vascos
también en otros casos sin tener que ver nada con el nazismo, por eso no es extraño
que lo plasmen en dicho objetos los fabricantes ya que era un símbolo muy popular
en lugares tradicionalistas como las vascongadas y Navarra.
 
Después de la II Guerra Mundial, se prohibió en muchos países, motivo por el cual
desapareció repentinamente, donde se había utilizado libremente hasta entonces.
 
 
Así que a mí no me queda muy claro si está grabada
siguiendo una tradición o fue un encargo expreso.

 
Trampilla respiradero
 
 
Tras la anécdota de la plancha de carbón,
muestro el resto de la colección de planchas de hierro fundido,
esta primera de mi abuela, las otras tres son las que llevaba mi madre
cuando se casó, y la otra eléctrica me la regaló mi tío como juguete,
aunque en realidad es una plancha eléctrica de viaje.
 
Con todo esto espero llegar a tiempo a
los LUNES VINTAGE, con  Anna Llansa
del blog DE TODO UN POCO
 
Informaros que pronto cambiará esta propuesta
por " Lunes De todo un poco"
 
Con nuevas propuestas y contenidos, estad atentas
a su blog, seguro que será muy interesante.
 



De hierro fundido de mi abuela.
Toda de una pieza.
 


 

Una pequeña plancha eléctrica de viaje
 
 


Tres de hierro fundido de mi madre
con diferentes tamaños.
 
 


 
 

De hierro fundido de mi abuela


Las tres generaciones

 
 
BESOS  Y GRACIAS POR TANTO CARIÑO  COMO DEMOSTRÁIS DÍA A DÍA 

 

19 comentarios:

  1. Madre mia…qué pena que no fuera la plancha de la abuela…la que os devolvieron parece un poco rarilla,por el sello grabado….
    Se ve que en tu familia les gustaban mucho las planchas o planchar…jijijij
    vaya preciosidades…que bien que las conserveis…
    Que tengas buena semana!! besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola M. J. que colección de planchas tan amplia y tan chula tienes, creo que antes no se soportaba ni una arruga en la ropa o no había poliester que no se arruga jeje, lo que siempre he pensado era como planchaban con ellas a mi me parece que debe de haber sido muy difícil por el peso, y por aquí existen unas antigüedades calentadas con carbón dentro de la plancha no me explico como hacían para no manchar la ropa, era todo un arte. Me encantaron tus planchas con historia, lindo inicio de semana, besos

    ResponderEliminar
  3. Guau me ha encantado la historia que nos has contado, y que familia mas planchadora que tienes jejeje. EL símbolo de la cruz tiene cierta semejanza al lauburu como se le dice en el País Vasco al trébol de cuatro hojas, muy común como símbolo para poner como adorno o en joyas (pendientes, colgantes y demás) así que podría por ahí ir un poco la historia de la plancha si además fue en Elorrio donde pudo ser fabricada. Un gran post con mucha historia de los que me gusta leer. Un besote y nos estamos visitando

    ResponderEliminar
  4. Menuda historia la de la plancha cambiada! Y vuestro pariente no llegó a saber nunca que no era la que el se llevó? Tenemos una parecida,incluso creo recordar que con la cruz gamada también!
    Y esa colección bien merece esta entrada,es muy completa! En casa las conservamos también,eran de las abuelas!
    Nos ha encantado verlas juntas!
    Muchos besos de las dos

    ResponderEliminar
  5. Una clase de historia en toda regla.
    Es lo que pasa cuando dejas algún objeto de gran valor sentimental , que si te devuelven otro te disgustas .
    Me has hacho pensar en las planchas que yo tengo de hierro también son de mi abuela
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Wooow!!! Vaya preciosidades!!! Qué pena que no os devolvieran la misma, pero la que tenéis....qué pasada!!! Muy buena documentación, no tenía ni idea que el símbolo de la esvástica lo utilizaran los anticomunistas y nacionalistas, me parecen detalles súper-interesantes.Una colección preciosa, me enamoraron todas, y la de viaje tiene un encanto especial. Me he quedado sorprendida de tus grandes tesoros!!!
    Muchísimas gracias María José por este genial post!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué buena colección de planchas!! a cuál más bonita, aunque supongo que en su época no las verían así por eso no hay demasiadas y que estén en buen estado, a no ser personas que entiendan como vosotros. Lástima que sustituyeran la de tu abuela pero por lo menos volvió otra, y la historia muy interesante!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. me ha encantado la historia y toda la imformacion que nos das ,es muy interesante yo tengo una igualita que la pequeñita de hierro y tenia otra de hierro tambien mas grande ( las dos de mi abuela ) pero no se que ha sido de ella , un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola M.José! Qué bonito post has elaborado, me ha encantado ir leyendo la historia mientras veía las fotografías. Qué mala suerte no volver a tener la plancha de tu abuela, por el valor sentimental y porque encima te dan una en peores condiciones... al menos siempre os queda esta anécdota que seguramente seguirá pasando por más generaciones!
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Estoy alucinando, querida amiga!! Es una coleccion absolutamente espectacular, cada una de ellas con su historia a cuestas, cargadas de sudores y esfuerzos, y a cada cual mas bella. Que tenga el simbolo de la esvastica me ha dejado pasmada. Una entrada muy bien documentada, para releer y disfrutar que es lo que voy ha volver a hacer ahora mismo.
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola ! muy interesante historia ! aprendí mucho con tu post de hoy ,gracias .Un beso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  12. Oh qué pena no poder recuperar la plancha de tu abuela...cómo vamos evolucionando en no tantos años verdad????
    Besos
    Leti
    Sin pereza

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante toda la información que nos das y la historia también, una colección envidiable
    Bss

    ResponderEliminar
  14. QUE COLECCION DE PLANCHAS....
    ESTAS COSAS NO SE PUEDEN DEJAR....TE LO DIGO PORQUE ME PASO MAS DE UNA.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  15. Nos ha sorprendido la evolución de la esvástica, María José. Nos sabíamos que fue símbolo de la zarina, ni de vascos y nacionalistas... ¡Lo que hemos aprendido! Es una lástima que no apareciera la plancha original de tu abuela, pero ésta también tiene su historia. Una colección preciosa que enseñar.

    Besos a montones de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  16. Amigas gracias por vuestros comentarios y aprender juntas cosas tan interesantes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Que relato tan fantástico. A nosotros también nos encanta indagar sobre los objetos que vamos encontrando. Muy interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Siempre que se pueda es interesante saber algo más, aunque en este caso, lo que verdaderamente me gustaría saber es dónde terminó la plancha de mi abuela, o a quién perteneció esta.

    En fin sé que son incógnitas por resolver, y que tampoco son imprescindibles, pero mi curiosidad es infinita.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  19. la plancha citada con el lauburu se elaboraba en el decenio 1910-1920 en B.O.B Burdiñola, fundición propiedad de Julián Ariño, en Elorrio

    ResponderEliminar