Puedes seguirme por Email

PUEDES SEGUIRME AQUI

30 abr. 2013

Las sillas de la abuela ( Inventario 4 )

 
 
 Sigo con mi colección de sillas.....
Un par de sillas de mi abuela, así que tienen casi cien años, tengo cuatro pero decidí restaurar de dos en dos, por lo tanto tengo otras dos pendientes.
 
Han estado siempre barnizadas sobre una negra capa de nogalina,  hubo un tiempo que ocultaron el asiento de anea con un tapizado rojo de polipiel; (sin comentarios)
 Desconozco la facturación de la madera, quizás se trate de algún árbol frutal,  en el frente presenta un color uniforme, es en la parte trasera dónde descubrimos unas vetas mucho más claras que el resto, no he querido teñirlas, he preferido dejarlas en un estado lo más parecido a cómo eran cuando se realizaron, se observa que su elaboración fue totalmente artesanal.
 
Tuve la suerte de encontrarme con gran parte del trabajo adelantado, mi madre las decapó y dejó la madera totalmente limpia,  tampoco necesité reparar ningún elemento. tras un lijado y una aplicación de gomalaca muy diluida apliqué sus correspondientes manos de barniz incoloro.
 
Lo más complicado e interesante fue reponer los asientos de anea, compré la anea y aprendí a trenzarla para formar estos resistentes asientos, un trabajo que elaboré con mucho agrado.
 

       




26 abr. 2013

Cuadro de chapa ( Inventario 3)

 
 
 
Primeras pruebas en trabajos realizados con chapa de diferentes maderas.
 
El cuadro al ser el primero que realicé me resultó al principio de una gran dificultad,
posteriormente fui adquiriendo una gran destreza, arreglos, reintegros de chapa y otros de los cuales no dispongo de imágenes.
 
 
Esta caja está forrada con chapa de cerezo y con una greca de taracea a su alrededor en la tapa lleva incrustada  un detalle de marquetería, su interior está dorado y terminado con un lijado superficial, y cómo no, para finalizar se aplica barniz incoloro y cera para protegerla del paso del tiempo.
 
El resultado fue tan fantástico que la consideré ideal para un regalo para mi tía
 
 

 
 
 
 
 

 
 



14 abr. 2013

Silla de rejilla ( Inventario 2 )


No busco, simplemente encuentro, cosas como esta:


 
 
Un trabajo fácil, una silla de haya que encontré en la calle, en buen estado en su estructura con una bonita  rejilla, tenía un palo partido que fue sustituido,  lijada, teñida y barnizada con un barniz incoloro quedó bastante bien, me sirvió para hacer prácticas de tapizado, se nota que tengo que mejorar.
 
 
 
 
 

13 abr. 2013

El sillón ( Inventario 1 )

 
 
 Es hora de hacer una recopilación de trabajos dispersos en el tiempo,
comenzaré con este sillón, no seguiré un orden cronológico,
se trata simplemente de guardar unos apuntes de su elaboración.
 
 
  
 
 
 
 


 

Este sillón es sin duda el mueble recuperado en el que se ha notado más la diferencia entre el estado  tan deteriorado en el que llegó a mis manos y el resultado que se observa.

Fue un "regalo"  o quizás un reto que me brindaron, presentaba un aspecto lamentable, un color azul parecido al antiguo añil que se utilizaba para la ropa, carecía de restos de protección, barniz o cera.

Aún conservaba desvencijado un brazo que fue imposible recuperar, por eso decidí prescindir de ellos, así queda más accesible y no parece tan voluminoso.

Es de madera de haya no sé si esta madera es especialmente suculenta para las polillas o fue por la falta de protección por la que se encontraba invadido por ellas, el caso es que se libraban pocas zonas que estuvieran sanas, con lo cual después de retirar los restos de tapizado que quedaban y de eliminar el brazo, el primer paso fue desinfectar e inyectarle xilamón por todos los orificios, más tarde fue taparlos con pasta de madera y encolar algunas partes.

Tras un buen lijado, teñido y las manos suficientes de barniz para dejar la estructura en perfectas condiciones, me involucro en un gran trabajo de tapizado del cual terminé muy satisfecha por el resultado.